Cómo la fabricación china de bajo volumen puede ayudar a las pequeñas empresas 2022

Cuando se es propietario de una pequeña empresa, lo último que se desea es gastar tiempo y dinero en procesos de fabricación. Pero no puedes permitírtelo y no tienes tiempo.

¿Y si le dijera que hay una forma de reducir sus costes de fabricación sin sacrificar la calidad ni aumentar su carga de trabajo?

moldeo por inyección

Se llama "fabricación de bajo volumen." Y es exactamente lo que parece: un método para producir bajos volúmenes de productos de alta calidad a un precio asequible.

La fabricación de bajo volumen utiliza muchos de los mismos principios que la fabricación justo a tiempo, pero con ajustes específicos que la hacen ideal para pequeñas empresas con presupuestos y recursos limitados.

De hecho, según un estudio, la fabricación de bajo volumen puede reducir los costes hasta 50%.

La eliminación de herramientas reduce

La diferencia más significativa entre la fabricación de gran volumen y la de bajo volumen se reduce a costes de utillaje. La producción de grandes volúmenes requiere costosos moldes y matrices para cada pieza, lo que puede resultar muy caro.

Por ejemplo, si necesita 100 piezas con 10 piezas diferentes por molde, necesitará 10 moldes o matrices. Solo los costes de utillaje podrían ascender a miles de dólares por pieza.

En cambio, la producción de bajo volumen utiliza herramientas sencillas, como punzones y matrices, fabricadas con materiales básicos como acero o aluminio de baja calidad. Esto elimina gran parte de los costes de utillaje asociados a los procesos de fabricación a gran escala.

Sin embargo, esto también significa que no hay margen de error a la hora de crear estas sencillas herramientas, ya que deben ser exactas en todo momento para que funcionen correctamente con el diseño de su producto. Estas herramientas simples tampoco pueden reutilizarse y deben sustituirse después de cada producción.

Esto significa que los costes de utillaje son mucho más elevados que en otros procesos de fabricación, pero también reduce el coste total de su producto al disminuir la necesidad de herramientas más caras, como moldes o matrices.

Fabricación de alta mezcla y bajo volumen

La fabricación de alta mezcla y bajo volumen es el proceso de producción de una serie de productos con pequeñas variaciones en el diseño. Es ideal para los propietarios de pequeñas empresas que quieren fabricar una gran cantidad de productos diferentes pero no disponen de los recursos necesarios para invertir en maquinaria de producción en masa o producción por lotes a gran escala.

Las pequeñas empresas se enfrentan a retos únicos a la hora de fabricar sus productos. No tienen los recursos ni la capacidad que tienen las empresas más grandes, por lo que a menudo tienen que idear soluciones creativas para sus necesidades de fabricación.

moldeo por inyección

Una instalación de fabricación de alta mezcla y bajo volumen (HMLV) está diseñada específicamente para pequeñas empresas que necesitan producir múltiples variaciones de un producto en pequeñas cantidades a precios asequibles.

Estas instalaciones suelen denominarse talleres de trabajo porque aceptan encargos de muchos clientes distintos a la vez y realizan cada tarea por separado sin solaparse. Esta es una gran opción para los fabricantes que necesitan producir pequeños lotes de muchos productos diferentes, pero no es la mejor opción si desea centrarse en una línea de productos y ampliarla rápidamente.

Muchas pequeñas empresas producen piezas en bajo volumen, pero con una gran mezcla. Esto significa que necesitan producir una gran variedad de piezas diferentes. Por ejemplo, si tiene un taller de reparación de automóviles, es posible que necesite producir cientos de tipos diferentes de soportes de motor, cada uno con sus propias dimensiones únicas.

Fabricación justo a tiempo

La fabricación justo a tiempo es un componente clave de la fabricación ajustada. Es una estrategia que permite a los fabricantes reducir costes reduciendo los niveles de inventario y los residuos. El término "justo a tiempo" fue utilizado por primera vez por Taiichi Ohno, padre del sistema de fabricación de Toyota Motor Corporation conocido como Lean Manufacturing.

La fabricación justo a tiempo se centra en eliminar los residuos del proceso de producción. Los residuos pueden incluir cualquier cosa, desde el exceso de tiempo dedicado a esperar a que lleguen las piezas o las máquinas, hasta el exceso de existencias de productos acabados que podrían no venderse tan rápido como estaba previsto.

La fabricación justo a tiempo pretende eliminar estos problemas haciendo que las piezas se entreguen exactamente cuando se necesitan, en lugar de mantener grandes cantidades de existencias a mano en todo momento.

Entre las ventajas de la fabricación justo a tiempo se incluyen:

  • Reduce los residuos eliminando la sobreproducción;
  • Mejora la eficacia al eliminar los retrasos debidos a la espera de piezas o materiales;
  • Reduce los costes de inventario al disminuir la cantidad de materiales almacenados.

Fabricación de productos complejos

Fabricar productos complejos como dispositivos médicos, equipos aeroespaciales y otros bienes de alta tecnología es un asunto complicado. Estos productos suelen requerir maquinaria cara, ingeniería avanzada y mucha mano de obra.

Los fabricantes deben gestionar cuidadosamente el flujo de materiales a través de sus instalaciones, desde las materias primas en el almacén hasta los productos acabados en un palé con destino a los centros de distribución o a los clientes.

La complejidad de estos procesos de fabricación puede dificultar a las pequeñas empresas seguir el ritmo de la demanda, sobre todo si no tienen suficientes empleados o espacio para dedicarse por completo a la producción.

Muchos fabricantes optan por externalizar la fabricación de bajo volumen porque les permite centrarse en su actividad principal sin dejar de fabricar productos de alta calidad a tiempo y sin salirse del presupuesto.

El proceso consiste en subcontratar partes de su proceso de producción a otra empresa especializada en servicios de producción de bajo volumen, como la fabricación de productos complejos o la personalización de productos para cumplir especificaciones concretas.

Esto puede ayudar a aliviar parte de la presión asociada a la gestión de una operación de fabricación eficiente, manteniendo al mismo tiempo el control sobre las normas de calidad y los plazos.

Acercar la fabricación al cliente

A medida que la economía global se ha ido digitalizando y basando cada vez más en los servicios, el mundo está más conectado. Esto significa que los productos pueden fabricarse en un lugar, enviarse a otro y ensamblarse allí. El resultado final es que ya no es necesario fabricar en grandes cantidades y en un lugar centralizado.

La fabricación de bajo volumen ofrece muchas ventajas a las empresas que quieren seguir siendo competitivas en la economía global actual.

Puede estar cerca de sus clientes. Si usted es un fabricante que vende productos directamente a los consumidores, sabe lo importante que es estar cerca de sus clientes. Quiere que puedan ponerse fácilmente en contacto con usted para cualquier pregunta o duda que puedan tener sobre su producto o servicio.

moldeo por inyección

La fabricación de bajo volumen le permite fabricar productos más cerca de donde viven sus clientes para poder atenderles mejor durante las interacciones continuas de servicio al cliente, así como durante las transacciones de venta iniciales cuando le compran por primera vez.

Puede aumentar los márgenes de beneficio reduciendo los costes de espacio de almacenamiento de existencias. Cuando fabrica en grandes cantidades y almacena esos bienes en almacenes de inventario, se hace necesario que se conserven a un rango de temperatura óptimo para que no se estropeen antes de ser vendidos o utilizados por consumidores que los necesitan de inmediato (como los fabricantes de alimentos).

final:

La fabricación de bajo volumen es un campo bastante nuevo en la industria manufacturera que consiste en subcontratar piezas, productos y materiales a terceros.

Esto permite a su empresa centrarse más en el aspecto de la producción, mientras que las empresas más pequeñas se encargan del diseño y la marca de los productos. Esta tendencia creciente prevalecerá en todos los sectores, ya que las pequeñas empresas buscan hacer crecer su negocio subcontratando a otras empresas y manteniendo los costes bajos.


Moldeo por inyección de pequeño volumen en China

Mucha gente oye las palabras "China" y "moldeo" en la misma frase y asume lo peor. Piensan en productos baratos y de baja calidad que se fabrican utilizando prácticas de fabricación deficientes que ponen en peligro la vida de los trabajadores.

Pero no siempre es así.

China tiene una larga historia de producción de bienes de calidad para la exportación. De hecho, algunos de los productos mejor fabricados del mundo proceden de China. Y en lo que respecta al moldeo por inyección de plásticos, China es uno de los países más sofisticados del mundo.

El moldeo por inyección es una forma popular de fabricar piezas y dispositivos de plástico. China es un buen lugar para fabricar moldes de inyección de bajo volumen porque el coste de la mano de obra es mucho menor que en Estados Unidos o Europa. Muchos fabricantes chinos tienen cantidades mínimas de pedido (MOQ) de sólo 1.000 piezas y plazos de entrega tan cortos como 3-4 semanas. Esto puede ser muy útil para las pequeñas empresas que quieren empezar con su propia línea de productos, pero no quieren invertir mucho dinero en herramientas y costes de producción por adelantado.

¿Cómo saber si se trata de un proveedor fiable? Hay que fijarse en los detalles:

  1. Cantidad mínima de pedido (MOQ): un proveedor de confianza no le pedirá un pedido enorme antes de tener la oportunidad de reunirse con usted o ver su producto. En lugar de eso, querrá asegurarse de que te tomas en serio tu proyecto antes de dedicarle demasiado tiempo o dinero.
  • Plazos de entrega: los mejores proveedores tienen plazos de entrega cortos para poder entregarle el producto lo antes posible (y seguir cumpliendo las normas de calidad). Si no pueden darte una fecha exacta para la entrega del producto, probablemente deberías buscar otro proveedor.
  • Precio - El precio de un producto no debe ser lo único que tenga en cuenta a la hora de elegir un proveedor; sin embargo, es importante asegurarse de que no intentan timarle. Una buena regla general es comparar precios con otros proveedores y asegurarse de que son comparables antes de firmar ningún contrato.